Articles

Bis: ¿A dónde te vas, paloma?

Una canción, cantada dos veces, no es la misma canción. Bis: “¿A dónde te vas, paloma?”.

Dicen que “las amarguras volverán a ser amargas…” Y la pregunta nace, como un día nació la canción, tranquila junto a la ventana, de una palomita inspiradora… “Esas cosas simples de la vida”, dijo Chavela. Que se fue. Pero, ¿a dónde?

La única canción de la que fue autora y sus palabras que nos vuelven a invitar: canta la Negra Chagra, y todos nosotros con ella. Alzamos la copa hacia la eternidad y brindamos por Chavela Vargas.

 

¿A dónde te vas, paloma?

¿A dónde te vas paloma?,
¿por qué abandonas el nido?
Es que si la noche asoma
se te oscurece el camino.
Mis manos no te abandonan
y mis pasos te persiguen.
Mis ojos siempre te lloran,
¿por qué, paloma, me afliges?

Sin ti la vida no es vida
y hasta respirar me duele,
si tengo el alma perdida,
el corazón desfallece.
Paloma de mi alegría,
te robaste las estrellas,
sale la luna y no brilla,
la noche es manto de penas.

La cruz en que me has clavado
está entre el cielo y la tierra
y no hay un corazón humano
ni ser divino que entienda.
Regresa, yo te lo ruego,
no importa que te hayas ido.
Mi corazón es el fuego
donde se quema el olvido.

Con el alma te persigo
y mi embeleso es cantarte
soy yo el que pierde el camino
porque no puedo alcanzarte.
¿A dónde te vas, paloma?,
¿por qué abandonas el nido?
Es que si la noche asoma
se te oscurece el camino.


Por mi culpa

Esta tierra es hermosa