Un hacedor de cosas

Los límites del oficio se desdibujan o ni siquiera existen. El sinsentido del quehacer se materializa en su verdad. La originalidad no es búsqueda ni pretensión. Lo auténtico, sí. Decir “inquieto” no siempre niega la quietud. La palabra esquiva. Pero si hay que nombrar: un hacedor de cosas. O Alfonso.

Fernando Rossini

ALFONSO BARBIERI
TEMPORADA 9 | PROGRAMA 402 | 09.10.19


Le sacó la cabeza. Empezó delicadamente, y terminó arrancándosela, si la costura emprolija. Visto como se veía, parecía un final… Prejuicio puro. Ausencia de cabeza es un principio, inevitablemente. Y ahí nomás le puso otra.

De fondo se escuchaba un rumor insistente que se confundía con el ruiderío de la vida, la banda sonora de los decapitados, y el silbido del viento.

La cabeza nueva no encajaba bien, pero tampoco la otra: la cabeza nunca encaja.

Le pegó los ojos, pero tres −uno abierto y dos cerrados−, y una boca así de grande. Lo demás fueron detalles y novedad. Por eso principio, oportunidad o esperanza.

El rumor se siguió escuchando. Y el viento. Pero le debe haber puesto orejas nuevas también, porque sonaba a música.


 

La conversación

 

 

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers